FALSOS INFLUENCERS Y CÓMO IDENTIFICARLOS


publicado el 2019-10-15 17:10:05

escrito por: Bookstar

visto: 78 veces



Los influencers se han convertido en la herramienta de promoción ideal para las marcas, pues la influencia que tienen sobre sus seguidores les permite llegar de forma más directa a ellos y convencerles de adquirir los productos o servicios que la marca puede ofrecerles.

Pero no siempre estos “números” que poseen instagramers o youtubers son reales, pues en muchas ocasiones estás atractivas y hasta exageradas cifras de followers son solo seguidores comprados. Y aunque algunos de esos perfiles son de personas reales, la gran mayoría ni siquiera existen, no son más que “bots” adquiridos a través de páginas que ofrecen paquetes de seguidores o suscriptores de elevados números por precios absurdamente bajos.

Vale la pena aclarar que no siempre es así, afortunadamente muchos influencers poseen números reales y han ganado sus seguidores, likes y comentarios de forma “orgánica” ya sea por la calidad de su contenido, el atractivo de su personalidad u otros factores que pueden tener influencia en quienes los siguen.

Pero, ¿cómo identificar a un “falso influencer” si es que usted o su empresa se ven interesados en contratar los servicios que estos ofrecen? Aquí 5 sencillos consejos que le pueden ayudar:

  • Los “likes” en relación con la cantidad de seguidores
    Esta es quizá la primera y más efectiva forma de darnos cuenta si estamos frente a un influencer falso, pues muchas veces la cantidad de likes en sus fotos son iguales o superan por poco a su número de followers y a menos de que estemos en presencia de un perfil cuyo contenido se ha vuelto viral de la noche a la mañana, es básicamente imposible que un influencer real genere interacciones de este tipo.

    Lo normal sería que el número de likes corresponda a la tercera parte (o en casos extraordinarios) a la mitad del número de followers. Lo que indicaría que muy probablemente estemos frente a un influencer real, con interacciones reales y, por ende, con resultados económicos reales para la marca que lo contrató.
  • Comentarios “SPAM”
    Fijarse en los comentarios dentro de las fotos publicadas también resulta crucial, pues aquí la “estafa” de algunos falsos influencers se hace más evidente.

    Los comentarios SPAM son fáciles de identificar, pues son comentarios que no tienen sentido, es decir, que no tienen relación con la imagen o el video publicado. Otra señal dentro de esta misma categoría es que las personas que dejan el comentario en la publicación tienen nombres extraños y a veces ni siquiera foto de perfil o publicaciones, a este tipo de usuarios se les denomina “SPAMMERS”.
  • La cantidad de gente a la que “sigue”
    La alarma termina de encenderse ante un perfil en el que la cantidad de seguidores es muy similar o igual a la cantidad de gente seguida. Esto es muy usual en perfiles de usuarios que no compran BOTS sino que obtienen seguidores y likes reales pero de personas que ni los conocen, ni consumen realmente el contenido que generan.

    Para hacerlo más fácil de entender, funciona así; el “influencer” adquiere una aplicación o ingresa a una página en la que puede elegir el número de seguidores o likes que quiere, por ejemplo; 100. Luego debe seguir y dar likes a una serie de perfiles que la plataforma o app le presenta de forma aleatoria y que corresponde directamente a la cantidad que quiso obtener, en este caso; 100. Por eso los números son similares, sigues a 100 y te siguen 100. Es un trato en el que todos ganan, menos los anunciantes claro está.

    Sin embargo, la cosa se complica un poco cuando el falso influencer pone en práctica el FOLLOW/UNFLLOW para tratar de ser menos evidente en su “estafa”, es decir, que el usuario sigue a muchas cuentas y una vez estas le comienzan a seguir de vuelta, el usuario les da “unfollow”, así equilibra sus números.

    Pero cómo nos damos cuenta que está llevando a cabo ésta práctica? fácil, con el pasar de los días su conteo de followers comenzará a disminuir de forma considerable, pues a estas alturas ya se dieron cuenta de lo que está haciendo y dejan de seguirlo.
  • Ubicación geográfica de sus seguidores
    Este punto es corto y rápido de chequear. Supongamos que el incluencer al que usted quiere contratar para promocionar su producto o servicio habla en español, hace contenido en español y sus publicaciones van a acompañadas de textos en español, lo lógico sería que sus seguidores sean de habla hispana y cuando mucho habrá unos cuantos que hablen en otros idiomas, pero seguirán siendo minoría.

    La alarma se enciende cuando al revisar sus seguidores encontramos que un 70% u 80% de estos son iraníes, tailandeses o rusos, esto nos confirma que son “BOTS” y que ese porcentaje de “usuarios” que ven y consumen el contenido del influencer contratado, ni siquiera son personas reales.
  • Antigüedad en la plataforma
    Vale aclarar que a menos de que estemos frente a un “fenómeno” viral de redes sociales que se hizo famoso y aumentó sus números de hoy para mañana, las cosas no son así de fáciles.

    Construir un perfil que genere rentabilidad y convertirlo en una marca requiere no solo dedicación si no tiempo, como cualquier otro trabajo. Es por eso que este es un factor fundamental a la hora de desenmascarar a un posible influencer falso.

    Darse cuenta de cuánto tiempo tiene el influencer en la red social no es difícil, pues tan solo con mirar las primeras fotos de su cuenta sabremos si lleva tiempo en ello o no.

    Generalmente, las personas influyentes llevan más de un año, por lo menos, construyendo su marca y captando la atención del público que tienen tras de sí. Por lo que las marcas deberían desconfiar de los cortos periodos de tiempo con un boom de seguidores ya que seguramente se trate de cuentas tramposas.
¿Cómo combatir a los falsos influencers? Analytics es la respuesta
Desde mi punto de vista, esto es lo primero en lo que deberían fijarse las marcas, más allá de la cantidad “descrestante” de followers que el influencer posea.

Los Analytics son la herramienta fundamental para ir “a la fija” y no perder inversión de tiempo y dinero en un influencer que quizá no nos dé el resultado que queremos. Los Analytics nos dicen mucho sobre el público que consume el contenido del perfil en el que estamos interesados, nos dice el rango de edades en el que se encuentra, su ubicación geográfica, el género al que pertenece e incluso sus temas de intereses e interacción.

Existen múltiples plataformas, aplicaciones y hasta agencias que se encargan de hacer estos estudios hoy día. Sin embargo, redes sociales como YouTube, Instagram y Facebook les brindan esta herramienta a los creadores de contenido para llevar un control mas detallado de sus estadísticas, por lo usted como anunciante o marca interesada en el influencer puede pedirle a este que le facilite dichos datos antes de considerarlo para promocionar su producto o servicio, evitando así ser estafado o hacer una inversión en vano.